El CD Promete comienza la temporada con una victoria a cañonazos

El Promete celebrando el triunfo tras el partido de ayer.

El equipo riojano logra un contundente triunfo gracias a un excelente segundo cuarto y al acierto desde el triple

El Campus Promete cumplió con su compromiso. Las jugadoras de César Aneas mostraron a las primeras de cambio sus líneas maestras del trabajo y del juego que quieren exhibir esta temporada. De primeras, una defensa con mucha energía e intensidad, que comenzó muy agresiva, sobre todo dentro de la línea de tres puntos, con una Diarra que se convirtió en un muro bajo su aro, y que fue ganando metros a medida que avanzó el partido. En ataque, buscaron constantemente transiciones rápidas y sistemas para encontrar a las tiradoras exteriores liberadas.

Así, en una muy buena tarde de las riojanas, derrotaron al Quesos El Pastor con claridad (89-52), apoyadas en un extraordinario segundo cuarto, en el primer partido de la temporada. Un triunfo muy importante del conjunto logroñés ante uno de los rivales por salvar la categoría pero que, en este primer duelo, se mostró muy inferior al Promete.

Pese a un buen comienzo de las zamoranas, las locales insistieron en su juego hasta encontrarlo, apoyadas por su técnico, que desde el banquillo les animaba a confiar en lo entrenado. «¡No dudéis!», les gritaba desde el banquillo a sus pupilas. Y le hicieron caso. Hasta once triples lanzaron las riojanas en el primer cuarto, con cinco aciertos (con un estupendo 17 de 32 al final del choque) y con Calvo y Alarcón como francotiradoras. Así, tras un comienzo un tanto irregular, el Promete logró una ventaja de nueve puntos (15-6). Pero el equipo zamorano también apuesta por los lanzamientos de larga distancia y, con tres triples consecutivas y un dos más uno, logró una igualdad que rompió con otro nuevo triple de Alarcón (21-18).

El ritmo impuesto por las locales era muy alto y Barneda se sumó a la fiesta de su compañera en el segundo cuarto. El Quesos El Pastor se vio absolutamente superado por la defensa de las logroñesas, con una Diarra dominante e intimidadora, y en estos diez minutos recibió un contundente parcial de 28-9 que dejó el partido sentenciado antes de llegar al descanso (49-27).

No había mucho más que decir en la segunda mitad. La distancia era tan importante que solo las riojanas podían echar a perder un partido que tenían en el bolsillo. Pero el tercer cuarto empezó con aviso. Un parcial del Zamarat de 2-9 acercó a las visitantes (51-38). Barneda y Flores se encargaron de aplacar los ánimos rivales y matar el partido a base de cañonazos para cerrar el cuarto con la máxima ventaja (72-40).

El último cuarto sirvió para ver cómo se siguieron exigiendo hasta el final las jugadoras logroñesas para cerrar el primer gran examen de la temporada con un sobresaliente y acabar la jornada como líderes de la categoría.