Bares y Restaurantes ya abiertos en Logroño

El toque de queda empezará una hora más tarde, a las 23 horas

Como tod@s sabemos a partir del 27 de octubre se decreto el cierre de la hostelería en Logroño con el objetivo de reducir la curva de covid-19.

Algo que en mes ha logrado, con lo que esta semana se determinó cumplir el plazo previsto y poder reabrir bares, cafeterías y restaurantes el domingo 29 de noviembre.

Los hosteleros de la capital Riojana han abierto sus establecimientos con mucha alegría porque dicen «NOS HAN ESCUCHADO».

Fue una buena noticia dentro de todo el clima de contrariedad y datos negativos para un sector emblemático en La Rioja y en especial en Logroño, donde parte de su turismo y de su pulso habitual tienen que ver con muchos de estos establecimientos.

Los hosteleros llegan a este domingo tras un mes no solo de parón, sino también de negociaciones para tratar de abrir las terrazas antes, algo que no consiguieron, y de trabajo en algunos casos para poder servir algunos cafés a quien lo pedía desde la calle.

Hoy era el día, pero desde ayer se podía observar en la ciudad movimiento en torno a todos estos establecimiento, cerca de 600 en total -según datos de la Federación de Española de Hostelería- con la limpieza en el interior, la puesta apunto de terrazas y la entrada de productos a las cocinas.

Porque para todos «es un momento de ilusión, a pesar de todo lo que ha pasado» ha explicado a EFE uno de los hosteleros del centro de Logroño que ha abierto su bar «porque ya había muchas ganas de poder trabajar, aunque la cosa va lenta», ha afirmado.

En parte porque es domingo y hasta la hora del vermú hay menos movimiento, pero también porque «se ha dañado un poco la imagen de la hostelería y quizás hay gente que le da reparo venir», reconoce con temor a que la facturación a partir de ahora se resienta.

El centro de Logroño ha sido donde la hostelería ha tenido un comportamiento «más desigual» con bastantes establecimientos que han optado «por esperar» ya que su negocio principal se basa en «la gente de oficinas o que va a los comercios y hasta mañana no van a venir», ha explicado a EFE el presidente de la Asociación Hostelería de La Rioja, Francisco Martínez Berges.

No obstante, la apertura de grandes establecimientos, en las calles más céntricas de la ciudad, ha llevado «animación» a zonas como la Gran Vía o el Paseo del Espolón «y además, en los barrios sí que ha abierto todo el mundo», detalla.

Señoras en una terraza de Logroño/ Foto: JONVLOGS21

También tenemos que ser prudentes y cuidarnos porque el Covid-19 sigue ahí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *